Poesía de varios poetas

REFLEXIÓN A MI AMIGO FREDO

Ni el mismo creador conoce cuando
un alma ha de marcharse de este suelo,
si quisiera mudarse en raudo vuelo
o si irse corriendo o caminando,

o ha escogido marcharse navegando
para huir de la bulla y del desvelo…
(sin que intente servirle de consuelo
detrás de iguales rutas también ando).

Nadie ha de irse anticipadamente,
ni llenar un vacío sin presente
de una certeza que verdad no es…

Nadie se muere con la vida intacta;
ni morir puede en una hora exacta:
¡la muerte no es del antes o el después!

Francisco Henríquez

JEAN ARISTEGUIETA
Venezuela (1925-2016)

Muere en Caracas Jean Aristeguieta,
quien tenía encendido Árbol de Fuego,
pero Jean sólo tiene un “hasta luego”
que un adiós no perdura en el poeta.

¡Nunca muere una musa! ¡se sujeta
al hilo de otra vida! Es como riego
que, caído en el surco del labriego,
se vuelve manantial de fértil veta.

Gentil dama del verso castellano
quien un día feliz me dio su mano
tan suave como piel de una gacela.

Perdió la poesía una gran dama,
mas su Árbol de Fuego es una llama
donde arden el mundo y Venezuela.

Francisco Henríquez
11 de enero, 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.